uruguayo

Uruguayos con la elástica blanquiazul 09/08/2014

El mercado sudamericano ha estado muy presente en la historia del Club Deportivo Tenerife. Grandes tardes futbolísticas nos han dejado jugadores procedentes de tan bello continente. La existencia de una conexión entre la isla y Sudamérica se ha trasladado a como nos gusta disfrutar del fútbol y del ambiente.

Casi un cuarto de siglo ha pasado sin que un uruguayo se vistiera con la elástica blanquiazul. Marsol Arias en 1991 fue el último charrúa en disputar un partido con el C.D. Tenerife. Aunque fuera con más pena que gloria, el jugador de Canelones cede el testigo a las últimas incorporaciones del club, Diego Ifrán y Maxi Pérez.

Uruguayos que dejaron huella

Pese a que solo disputara tres encuentros, anteriormente si hubieron uruguayos que dejaron marcada a la hinchada tinerfeña. Una temporada antes, la dupla de cancerberos charrúas Eduardo Belza y Javier Zeoli, consiguieron salvar del descenso a Segunda División en un final de infarto con la promoción ante el Deportivo de la Coruña.

Benito Joanet confió en las manos de Belza para defender la portería tinerfeña en el ascenso y Javier Azkargorta en la lucha por seguir en la élite.

Tenemos que viajar en el tiempo para volver a encontrarnos con jugadores uruguayos en las filas del representativo. La temporada 77/78  contemplaba tres charrúas en plantilla. El portero Nilson Bertinat, el defensor Juan Carlos Aparicio y un casi desaparecido zaguero Hugo Fernández. Una temporada aciaga debido al descenso a la categoría de bronce del fútbol español y que costó recuperar cinco temporadas.

Anteriormente nos encontramos con Pedro Kraus y Ferreira que, junto con los anteriores mencionados, hicieron una campaña discreta quedando en una sexta posición y un cambio de directiva por la desastrosa situación económica que pasaba el club.

La década de los setenta estuvo marcado por el mate y el acento uruguayo en el C.D. Tenerife.

A principio de los setenta, Tenerife y su afición empezaba a conocer como era el fútbol uruguayo con las incorporaciones de Bergara, Caañamero o Montero Castillo. Futbolistas charrúas que defendieron la elástica chicharrera como uno más en su estancia en la isla.

Entrenadores uruguayos como Dagoberto Moll y Héctor Núñez dejaron su sello en los banquillos.

Nuevos uruguayos recalan en la isla

Los fichajes de Diego Ifrán y Maxi Pérez son un empujón de ilusión para la afición tinerfeña. Los jugadores uruguayos vienen con una vitola de jugadores importantes en el esquema de Cervera y Serrano. Después de tantos años sin un charrúa en la plantilla siempre nos quedaremos con el buen recuerdo del ascenso con el gran Belza bajo los palos y, por qué no, repetir esa gran hazaña.

Lo bueno está por llegar, y con la ayuda de estos charrúas no lo dudamos.

Hacer un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos con * son obligatorios.