chano

Recordando a: Sebastián Cruzado “Chano” 10/01/2015

Mucha historia conecta al Real Betis Balompié con el fútbol tinerfeño más allá del ascenso del 89 y el gran fichaje de Chano. Indagando un poco acerca de la rivalidad de los equipos encontramos un primer encuentro en el año 1919. El equipo verdiblanco viaja a Tenerife para disputar diversos partidos en Santa Cruz y La Laguna. Según los historiadores, el conjunto sevillano era el dominador del fútbol en Andalucía, mientras que en nuestra isla luchaban por el honor de representativo el Tenerife y el Hespérides.

El Real Betis reactivo el fútbol en Tenerife. 

Un deporte que estaba agonizando en la isla tinerfeña se reactiva con la llegada del club andaluz y sus cuatro partidos ante el Tenerife. Ya en 1922 nace el Club Deportivo Tenerife, otra etapa para el nuevo representativo de la isla. Ya como nueva sociedad se vuelven a enfrentar en 1932, con victoria abultadas de los blanquiazules. Los verdiblancos llegaron al archipiélago como subcampeón de España y recibieron un correctivo del equipo liderado por Arencibia.

Sebastián Cruzado “Chano”

Avanzamos en la historia y llegamos a la fecha marcada en rojo por la hinchada blanquiazul. El partido del ascenso ante los verdiblancos en 1989  es de sobra conocido. El único gol conseguido por el Real Betis Balompié en la eliminatoria lo consiguió un joven llamado Chano. El futbolista onubense llega al C.D. Tenerife en la temporada 1991-92 convirtiéndose en uno de los mejores jugadores de banda de la historia blanquiazul.

Sus internadas por la banda, su sello de calidad

Sebastian Cruzado “Chano” se convierte en uno de los jugadores con más minutos del equipo chicharrero en 1ª División. Con él como encargado de llevar el peligro por la banda derecha, vivimos la mejor época del club a nivel nacional e internacional. Una pareja letal junto a Julio Llorente que enamoró el corazón de muchos tinerfeños.

Goles como ante el Real Madrid, quitándole la liga al club blanco, en Grecia ante Olympiakos en 1993 o incluso el partidazo que hizo ante la Lazio en la UEFA (1996), quedan grabados a fuego en la historia del club. Un jugador de alta estatura con una calidad tremenda que hizo vibrar el Heliodoro Rodríguez López.

Su etapa finaliza con el descenso del club a 2ª División en 1999 y ficha por el S.L. Benfica retirándose del fútbol en su segunda temporada en Portugal. Ahora mismo se encuentra en la cadena de filiales del Real Betis, contento de estar trabajando donde comenzó su carrera futbolística. Gran profesional y mejor persona con el corazón partido en verdiblanco y blanquiazul.

Hacer un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos con * son obligatorios.