robert enke

La vida pudo con Robert Enke 14/11/2014

El pasado 10 de noviembre hizo un lustro después de que el ex-guardameta del Club Deportivo Tenerife, Robert Enke, se quitara la vida. El portero alemán llegó a la isla cedido durante la temporada 2003/2004 del F.C. Barcelona. Recaló en el equipo de la ciudad condal con un porvenir tremendo, pero nunca llegó a cuajar en Barcelona.

En la isla disputó 9 encuentros encajando once goles.

Llegó al club tinerfeño en el mercado de invierno a un equipo hundido en la tabla y con serias opciones de perder la categoría. Aunque no disputara muchos partidos con la elástica blanquiazul dejó entrever la calidad que atesoraba pero que de una forma u otra no llegaba a explotar.

Enke, internacional

Después de su periplo por Europa sin triunfar volvió al fútbol alemán. En el Hannover 96 se asentó llegando a debutar con la selección de su país. Con cierta responsabilidad al ser el sucesor del Kaiser alemán, Oliver Kahn supo ganarse la confianza de su entrenador.

En Turquía y España no paso su mejor momento.

Logró despuntar joven en el Benfica y muchos equipos europeos pusieron sus ojos sobre él. Tenía un sentimiento de responsabilidad enorme, característica que le fue mermando psicológicamente. De cada fallo se autoinculpaba excesivamente no sabiendo afrontar pequeños fracasos. Sus fallos en el partido de Copa del Rey entre Novelda y FC Barcelona son un duro golpe para una cabeza frágil.

La salida emergente de Victor Valdés lo dejan en un segundo plano que no puede superar. En su retorno a Alemania se volvió a recomponer teniendo una hija y jugando en el Hannover 96. Lo que no esperaba es que la vida le fuera a dar otra vez la espalda con la pérdida de su hija por una afección congénita. Enke queda muy tocado mentalmente.

La historia termina de la peor manera cuando decide acabar con su vida cerca de su casa. Un varapalo para su familia y para el deporte en general. Un profesional intachable con un aura blanca, de buena persona, a la que la vida le ganó la partida. Se dejó querer de tal forma que su último club y la Deutsche Fussball Liga crearon una fundación para luchar contra la depresión en los deportistas.

Después de cinco años de su pérdida recordamos a un profesional que defendió la elástica blanquiaziul de la mejor manera que sabía, jugando al fútbol.

Hacer un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos con * son obligatorios.