historia

La humildad de llevar un escudo a hacer historia 08/11/2014

Las cronologías del C.D. Tenerife y Deportivo Alavés son muy similares. Dos equipos humildes que decidieron hacer historia, dejando boquiabierta a media Europa. Saborearon las mieles del éxito deportivo y el amargor de descensos al pozo del fútbol español. Blanquiazules y albiazules con trayectorias similares.

 Cada equipo consiguieron dos participaciones en UEFA llegando uno a las semifinales y otro a la final.

Después de lograr éxitos en el fútbol europeo llegaron las vacas flacas para ambos equipos. Malos tiempos que provocaron descensos a la división de bronce  dejando a los dos equipos con situaciones económicas delicadas. Duro palo para ambas hinchadas que habían disfrutado no hace tanto con el fútbol de sus equipos. El descenso de categoría reestructuro a los equipos de arriba a abajo. Nuevos planteamientos basados en la cantera para encontrar la senda del fútbol profesional. Ya en 2013, la historia quiso que los dos equipos retornaran a la Segunda División juntos disputándose entre ambos el galardón de campeón.

Historia europea con gran humildad

Dos equipos humildes con una afición entregada a sus jugadores. Grandes noches europeas se vivieron en Mendizorroza y Heliodoro, creciendo eliminatoria tras eliminatoria. Una historia similar en cuanto a grandes rivales batidos. El C.D. Tenerife en su andadura europea se deshizo de uno de los rivales a batir, la S.S. Lazio, cumpliéndose hace poco dieciocho años. Por su parte el Deportivo Alavés eliminó al Inter de Milán en dieciseisavos de final.

Las trayectorias fueron parecidas aunque el equipo blanquiazul no logró llegar a la final. Los albiazules disputaron la final ante el Liverpool en el, ya considerado, mejor partido de la historia de la Copa de la UEFA. Uno de los mejores de la historia del fútbol europeo.

Vacas flacas

El Deportivo Alavés después de su segunda participación en la UEFA en 2003 consuma ese mismo año su descenso a Segunda División. Tras seis años jugando en la división de plata del fútbol español pierde la categoría. El C.D. Tenerife tres años después de conseguir llegar a su primera semifinal europea desciende a Segunda División prolongando su estancia durante una década. Aunque pudo saborear de nuevo el fútbol de élite en España, su paso efímero se convirtió en una pesadilla que terminó en el descenso a la Segunda División B.

2013. Retorno al fútbol profesional.

Los dos equipos ahora se encuentran en la división de plata con nuevos proyectos y diferentes objetivos. Dos equipos humildes que se ganaron el corazón del fútbol español luchando por volver a la máxima categoría. Un camino de vacas flacas que empieza a disiparse y a creer en que se puede lograr algo más. Humildad, trabajo y tradición para conseguir el ansiado retorno.

 

Hacer un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos con * son obligatorios.