cd tenerife

Gracias Papá 16/10/2015

Según un estudio de la Real Federación de fútbol del Principado de Asturias:

El Fútbol Base es la mayor actividad colegiada que se realiza en España, tanto por el número de practicantes, como por su impacto social, económico y formativo.

En él participan más de 1.000.000 de afiliados: que incluyen casi 800.000 futbolistas de todas las edades, más de 53.000 entrenadores, más de 220.000 directivos y casi 18.000 árbitros. Se celebran a lo largo de la temporada, de manera organizada por las respectivas Federaciones Autonómicas y ejecutados por más de 220.000 directivos, cerca de 700.000 partidos oficiales y más de 6.000.000 de entrenamientos.

Promueve que más de 14 millones de personas se desplacen a lo largo de la temporada para ver a sus equipos, lo que representa el 30% de la población total del país. ¡imagínense si sumamos todos los deportes base que se practican en nuestros país!

Sin lugar a dudas, los padres tienen un papel fundamental dentro de este fenómeno, sus decisiones, opiniones y actitudes influyen en la experiencia deportiva de sus hijos, otorgando al deporte un enfoque lúdico o meramente competitivo. No debemos olvidar que el deporte es una herramienta muy útil que nos puede ayudar en la educación de nuestros hijos aportando una serie de valores imprescindibles para la formación integral del niño como persona y deportista.

El deporte fomenta la autonomía personal y la toma de decisiones propias, crea un ambiente de colaboración con los compañeros, mejora la autoconfianza y la comunicación, ayuda a consolidar hábitos saludables, enseña el respeto por el adversario y la importancia de esforzarse y superarse día a día incluso después de la derrota, en definitiva, son un legado maravilloso que podemos dejarles a nuestros jóvenes, de cara a tener una sociedad sana y respetuosa.

Debemos reconocer que aún queda mucho trabajo por hacer en este aspecto, aquí pretendemos dar algunas pautas de cómo debería ser el comportamiento de los padres y madres de niños deportistas.

  1. Es importante que el niño/a elija voluntaria y libremente el deporte que desea practicar.
  2. El niño/a deberá sentirse animado y apoyado independientemente de su papel y de su rendimiento o protagonismo, su objetivo es divertirse.
  3. Los padres deben centrarse en su divertimento y no en el resultado, tu labor como padre es apoyar a tu hijo y no convertirte en su entrenador, él ya tiene uno.
  4. Deberás ser un modelo educativo ejemplar dentro y fuera del campo, con una actitud respetuosa y de deportividad.
  5. Por encima de todo, disfruta asistiendo a las competiciones y conviértete en el FAN nº 1 de tu hijo/a.

fran batistaSi intentas realizar estas pautas, estoy seguro que tu hijo te lo agradecerá con un gracias papá…

@fran_batista_
Psicólogo Deportivo

Hacer un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos con * son obligatorios.