cd tenerife

CD Tenerife. El viejito sigue cumpliendo años 11/08/2016

El CD Tenerife cumple años con el objetivo de seguir creciendo

Con lo rápido que se dice. Noventa y cuatro años a sus espaldas. Momentos de alegría, de tristeza, de incertidumbre. Un sinfín de historias vividas de blanco y azul. El CD Tenerife cumple años acercándose poco a poco al centenario y añadiendo adeptos a esto de ser blanquiazul. Casi un siglo de partidos repletos de ilusión, vejez y juventud unidos con un único ansia, cantar un gol del ‘Tete’

Un estadio que ha pasado de madera a hormigón haciéndolo vibrar de las dos maneras.

Todo comenzó allá por el año 1922 cuando se formó como sociedad el CD Tenerife. Unos años convulsos en el fútbol de la isla que se apaciguaron con la creación del equipo capitalino. El escudo empiezó a dibujarse en la elástica blanquiazul y a coger fuerza en el archipiélago canario.

Mucho vivido y tanto por vivir. Quiero vivirlo

El paso del tiempo nos deja experiencias e historias que contar, desde un comienzo territorial hasta casi tocar un cielo europeo estrellado con un fútbol de ensueño. Dicen que las arrugas son líneas de expresión que repites durante la vida y eso nos hace afirmar que el CD Tenerife tiene ya bastantes arrugas causadas tanto por alegrías como por tristezas, pero la pasión siempre como factor común.

Descensos, ascensos, victorias, derrotas, ¡qué más da! Ser del ‘Tete’ es un sentimiento.

Si vamos a los números, estadísticamente, existe una afición que se sube al carro cuando los números son buenos, ínfima si la comparamos con el resto que vive el CD Tenerife al cien por cien. El factor pasional ha hecho crecer al equipo siendo uno de los más queridos del panorama español. Gestas y hazañas logradas en partes de su historia que han dejado marcado a seguidores de muchas partes del mundo.

Caminamos hacia el centenario con ganas de seguir viviendo logros del equipo chicharrero. Ya queda menos para ello, tanto para alcanzar esa cifra como para celebrar éxitos del CD Tenerife. Queda tanto por vivir que cumplir tantos años no es incompatible con tener la ilusión de un niño. ¡Queremos vivirlo!.

 

Hacer un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos con * son obligatorios.