cd tenerife

Baño de resiliencia para el CD Tenerife 04/06/2015

Objetivo conseguido. Después de mucho sufrir (quizás demasiado e innecesariamente) nos quedamos un año más en segunda división. Haciendo balance, para nada lo mejor estaba por llegar, de hecho casi llega lo peor. El CD Tenerife reaccionó a tiempo y tras el cambio de entrenador y el movimiento de piezas, al final la “jugada” salió bien, aunque no siempre suele ocurrir esto.

Si yo fuera uno de los encargados de tomar decisiones de cara a la próxima temporada, tendría muy presente los errores de organización, preparación y planificación de la plantilla que se cometieron este año. Seguro que los encargados de hacerlo ya han tomado buena nota. La primera decisión, es la renovación del cuerpo técnico y ahora falta “acertar” en el mercado veraniego para formar una plantilla competitiva de cara a no repetir la situación del presente año.

Desde un punto de vista psicológico y siendo optimistas (creo que es la actitud idónea) para afrontar el futuro, esta temporada ha sido un aprendizaje espectacular para los jugadores, técnicos y aficionados del representativo. Un aprendizaje no sólo para crecer en el futuro sino para también, porque no, para aprender a valorar lo que tenemos y lo que nos ha costado conseguirlo.

Existe un concepto en psicología, llamado “resiliencia” que se puede definir cómo una característica psicológica observada en determinadas personas, que les permite afrontar, resistir o superar situaciones vitales negativas y adversas de una forma más efectiva y con mayores recursos de afrontamiento que la mayoría de personas expuestas a esas mismas circunstancias (Schiera, 2005).

Pues bien, creo que la capacidad de resiliencia del tinerfeñismo ha sido bañada con una eterna capa de hormigón armado, no hay mejor prueba de ello la cantidad de baches y obstáculos a los que hemos tenido que sobreponernos y que culminó con la exhibición ante el Real Betis (viniera como viniera). Es por ello, que el próximo Tenerife pienso debería forjarse desde esta capacidad aprendida y adquirida a base de sufrir, de trabajar y de querer superarse para cumplir las metas propuestas.

fran batistaEs obvio que con eso sólo, lo mejor no está por llegar, también hay que compaginarlo con compromiso, algo de talento, mucho esfuerzo y sacrificio. Que cada uno valore lo que ha faltado o ha sobrado en el CD Tenerife la presente temporada.

Parafraseando a Buda “El dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional”. El CD Tenerife debe trabajar para evitar ese sufrimiento al aficionado, que al fin y al cabo solo se merece ver a su Tete donde le corresponde por nombre y por historia.

@fran_batista_

Psicólogo Deportivo

Comentarios1

07jun

Ranillero |

Excelente artículo ahora tendrán que tomar nota los máximos mandatarios del representativo para no volver a caer en errores del pasado.
Saludos y repito excelente artículo Fran.

Hacer un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos con * son obligatorios.